Fotografía creativa es uno de esos manuales de aprendizaje de fotografía al que le puedes sacar un inmenso partido. de esos libros que hay que leer con la cámara en la mano. Un buen ejemplo de buena fotografía de la mano de un buen autor al que puedes también conocer a través de su trabajo en su página web

“Fotografía Creativa. La poesía de la imagen” Chris Orwig. Anaya Multimedia

Tengo un Taller de “Fotografía Emocional y Mindfulness” en el que, además de aprender fotografía, aprendemos a gestionar nuestras emociones a través de la imagen y a describir y “jugar” con nuestro proceso emocional a través de la fotografía.

En este sentido, quiero traerte aquí uno de esos libros de fotografía que “se salen de lo normal” pues ya, nada más encontrarte su portada con un título tan sugerente, apetece “tirarse a la piscina” y ejercitarlo, porque un libro de fotografía, no sólo es para leerlo, sino más bien para, cámara en mano, diluirse entre sus páginas.

“Fotografía creativa. La poesía de la imagen” es un libro del fotógrafo Chris Orwig que te descubrir otra forma de acercarte el hecho fotográfico realizando un taller muy completo en el que el ejercicio de jugar con tu cámara de fotos es esencial.

Tras una introducción en la que Chris nos muestra cómo vamos a desarrollar y trabajar en el taller, nos lleva de la mano hacia un viaje en la experiencia poética de la fotografía donde hay un gran espacio para la creatividad.

También, como en todo libro o taller de fotografía que se precie, el autor nos enseña de forma muy amena, la parte técnica de la cámara. En realidad, como un pintor, si no conoces los pinceles ni los colores, no podrás ejercitarte frente al lienzo. Pues en el mundo de la imagen, es necesario también, disponer de una buena formación tanto sobre la cámara en sí, como de aquellos otros elementos que te irás encontrando a lo largo de tu experiencia como fotógrafo o fotógrafa.

La parte final del libro, que en realidad es todo un manual de fotografía creativa, es un ameno discurrir por los diferentes temas de trabajo de un fotógrafo.El retrato, los niños y la familia, las ceremonias, los viajes y la naturaleza y un buen apartado de fotografía creativa.

Los espacios para saber qué equipo de cámara tener y el camino para convertirse en profesional, son los últimos capítulos que el autor desgrana en un manual que se puede convertir en tu referencia en el campo de la fotografía.

Como en el Taller de Fotografía Emocional y Mindfulness, el libro nos enseña a mirar y, especialmente a observar.

Un libro imprescindible para los que queráis iniciaros en el campo de la fotografía o para quienes ya tengáis un buen bagaje y queráis ampliar conocimientos y, sobre todo, punto de vista.